Woah. 

There it is, the most clever title I could come up with today. 

Truth is, I don’t know what I’m feeling or if I ever got the chance to let this out (probably not, considering how messy i’ve gotten in the past year). 

Here’s the truth: Nunca lo quise ver de esta manera. Quizás porque quería engañarme a mí misma y pensar que este tipo de cosas no me iban a pasar a mí, no a nosotros, a cualquiera menos a nosotros. Porque de alguna manera se sentía diferente, porque nada iba a ser igual a esto. Porque sentía que finalmente tenía a /alguien/. Porque sentía que no estaba del todo sola como imaginaba. 

Woah, stop right there. 

Ahorita nada más se me viene a la mente esa frase de Waiting For Forever que dice: “If you ask me, there’s a moment in everybody’s life where you’re hopeless, just helpless with hope and trust. And then something happens, something too big to understand, and then everything changes forever. If you ask me, you start out with goodness so pure and clear you won’t even know it’s there, because that’s the way it is when you don’t know anything. And then the news begins to arrive.

Desde hace más de un año pasó algo que woah, fue uno de los momentos más duros que alguna vez haya pasado y honestamente no sé cómo salí del hoyo donde estaba metida. Sentí de todo, desde tristeza hasta enojo hasta ganas de morirme. No voy a tratar de justificar mi comportamiento porque sé que estuvo mal. Sé que parte de la razón por la que me hundí tanto fue por decisión propia y no por las acciones de alguien más. Así de sencillo como se escucha, me hundí porque yo misma dejé que una amistad me afectara tanto para llevarme a ese punto. En mi defensa, mi yo del 2013 honestamente pensaba que this was /it/. This was /my/ chance. /Our/ chance. 

But it wasn’t and it’s time for me to finally let this go without hard feelings. 

(HAHAHA, no hard feelings or so they say. But how can’t you not expect hard feelings when you’ve been basically dumped and forgotten about? I don’t pretend to know the other person’s feelings or thoughts but I don’t honestly believe we got through the same amount of emotional suffering. Which is okay but there’s no such things as no hard feelings unless a lot of time happened and you moved on.) 

Me he dado cuenta que esto ya no tiene ningún sentido. Y duele, duele un montón mientras escucho Holocene pero incluso yo tengo que darme cuenta que mis esfuerzos por continuar esto han sido en vano. Porque, as one wise friend once said: Friendships are like bridges and you can’t build it yourself if the other person doesn’t do their part. Creo que he hecho mi parte. Suficiente, quizás más de lo que alguna vez me habría permitido dar con nadie. Pero todos esos intentos no valen nada ya. Y eso está bien, perdí la cuenta de cuántas veces me lo dijeron otros amigos, perdí la cuenta de todas las veces que dejé hacer todo lo que estaba haciendo sólo por el hecho de alegrarme por recibir una pizca de su atención. 

Perdí la cuenta de cuántas veces me engañé pensando que esto podría continuar. 

Because it doesn’t matter, does it? It doesn’t matter how much I want to talk to you or how much I need your help or how much I want to talk to you on bad days where all I wanna do is cry. It doesn’t matter because you no longer care and that’s not a crime but it’s my own crime to still have hope and lying to myself. 

I can see now that I’ve been a fool. From time to time I started wondering if I wasn’t worth it. Hell, I still do sometimes. Having second thoughts about my own self-worth because someone decided to left me…twice. Maybe I was a fool but letting myself believe that I didn’t have any worth was so wrong of me. And I can’t do this anymore, I can’t be having doubts about myself just because of someone. It’s my own mistakes but I can see now that this relationship had a toxic point. 

And I need to fucking let go. 

So this is me, letting it go. This is me allowing myself to be free from someone who already let go of me a long time ago. 

This is me doing the same, this is me allowing myself to find my self-worth again. This is me closing a door that was already closed by you more than a year ago. This is me realizing that I still need you but that it doesn’t matters anymore because there’s no way to reach you and I can’t keep exhausting myself into following a dead-end. 

I’m sorry but I can’t keep on knocking on a door of an empty house. 

Goodbye. 

Advertisements

IDK.

Acabo de leer un fic del 2011 separando las cosas por i.,ii., etc, así que lo voy a repetir porque ay qué bonito y also porque tengo que separar dos cosas y nada más.

i. Nunca pensé que llegaría a hablar de mi ansiedad/depresión con alguien. Y de una manera tan abierta. Y en un restaurante de comidas rápidas con gente alrededor. Y tampoco pensé que llegaría el día en que no me comportaría de forma tosca por hablar al respecto. Hell, ni siquiera me importó cuando mi amiga me dijo que los tipos de atrás nos escucharon y no sé si eso significa que llegué a un punto mejor o peor. Mejor porque quizás ya no lo veo como un tema prohibido de hablar o que no me permitía a mí misma dejar ver a otras personas. Peor porque no sé si simplemente estoy siendo indiferente frente a muchas cosas y que llegará a un punto donde zas, vaya a explotar.

Pero lo más importante es que, oh vaya. Nunca llegué a pensar que esta persona estaría pasando por algo similar a lo que yo había pasado en años anteriores. Porque lo cierto es que nunca podremos saber lo que los demás a nuestro alrededor están pasando y supongo que no hay manera de saberlo a menos que ellos permitan que vos entrés a ese pequeño mundo que ellos esconden. Y tampoco quiero que esta se convierta en una entrada poetic about how much shit people go through without us even knowing pero wow, vaya, sí que las apariencias engañan al final de cuentas.

Estoy reaccionando hasta ahorita no sé por qué pero agradezco que ese tema haya surgido así de la nada y que yo no me haya puesto a evadir preguntas. Porque nunca, NUNCA, en mi vida había hablado al respecto tan abiertamente y wow, no es como que vaya a eliminar las cosas pero sí se siente mucho mejor.

II.

Soy tan buena ignorando cosas y actuando como si nada pasara en mi familia de vez en cuando. No sé en qué punto llegué a ser la persona que se ríe un poquito de los problemas en casa o que los toma como si fueran broma. No sé si me estoy volviendo más cínica con los años o si simplemente ya asimilé algunas cosas. Por ejemplo: My dad told me today my told him she had dreams about him having another woman and I pretty much laugh at it. Not because I wouldn’t believe but because he was telling /me/ about this when I actually know (in secret) that he has another daughter and pretty much never told me about it. Y si me llegaran a preguntar lo cierto es que no sé por qué me reí, si fue sarcasmo por las cosas que ya llegué a asimilar en estos 10 años o si simplemente me reí porque no me sorprendería eso viniendo de él.

ASÍ DE JODIDA ESTOY???????????? FUCK ME.

III.

No sé de dónde carajos voy a sacar energía para sobrevivir esta semana que se viene de trabajo. Fuck me again.

IV.

Qué bueno que ya no le estoy dando importancia a cosas/personas por las que anteriormente me echaba a llorar.

Fin.

Enough.

Si me preguntaran por la palabra que más he andado en la cabeza sería esa. Suficiente. Para todo. De tiempo, de valor, todo.

Pero va más allá de un simple «I’m not good enough». O ya no sé. Realmente ya no sé sobre muchas cosas y siento que eso no está bien. Porque no se trata de saber algo en específico sino que siento que no sé nada. Literal. Nada de mí, de mi vida, del trabajo, sobre el no tener amigos, sobre todo. No sé nada y eso me jode.

El punto es que siempre me lo dijo alguien y nunca presté atención y no sé si ya es el momento en el que finalmente se dio.

«Vas a ver cuando se te rompa esa bolita de cristal».

La frase de un familiar. No me lo ha dicho desde probablemente 2011 o por ahí. Pero vaya momento en el que vengo a recordar esto. Porque quizás sea cierto y hasta ahorita me cayó la idea.

Me siento bien mierda. Punto. Eso es todo lo que tengo que decir al respecto.

Porque siento que no soy nada más que un cúmulo de papeles y honores que nunca fueron míos. Excelencias académicas de adorno para hacer las cosas un poquito más bonitas, para llenar carpetas que a todo el mundo le van a parecer interesantes pero que no son mías por el simple hecho de no sentirlas mías. Así que he tenido un mal día y así es exactamente como me siento: como un fracaso que tiene adornos para no parecer el fracaso que en realidad es.

Y no sé si fue en el post anterior que mencioné sobre las versiones pero vaya cosa que la versión perfecta y seria ha estado fallando y jojo, vaya, qué mal qué mal qué mal. Porque a pesar que a las dos personas con las que me he hecho cercana han estado intentando animarme, simplemente no puedo creer sus palabras. No por el hecho que crean que estén mintiendo o porque quiera comportarme en plan: «I don’t believe a word you say» o para hacerlos sentir que me hagan sentir mejor o para llamar la atención. Simplemente es algo que va más allá de lo superficial o lo babosa que era antes. Es simplemente que yo no me veo de la misma manera en que ellos me ven. Porque quizás ellos puedan verme como alguien inteligente o trabajadora pero. Am I really that way?

¿Y qué pasa si no es nada más que una proyección que hice de mí misma para que la gente lo creyera? ¿Y si no es nada más que otra máscara? Aparentar tener todo bajo control cuando en realidad no tienes ni la más mínima idea de lo que estás haciendo.

Y me jode una verga sentirme así. Me jode porque no hago nada más que llorar (como en este momento). Me jode porque sé que me estoy haciendo sentir mal a mí misma por cosas que a lo mejor no son /tan/ grandes y me jode porque quizás me esté ahogando en un vaso de agua y jode porque sé, muy muy muy en el fondo, que quizás sólo es el miedo a fallar lo que me hace sentir así y quizás no sea tan grande como en realidad es.

Pero si de algo me he dado cuenta en esta semana es que no tengo nada. No en el sentido material, ni de aparentar lástima. Sino más que en el sentido que no sé lo que me gusta. En general. No tengo nada por lo que apasionarme. Música, libros, gustos, pasiones. Nada. Siento que no hago nada más que levantarme cada día y hacer lo mismo de siempre. Y no, no tiene nada que ver con el trabajo y la falta de tiempo. Porque me siento así desde muchos meses antes del trabajo.

Ok, para ubicarnos. Before job, rutina: «levantarme tarde, ver un par de vídeos, scrolling en redes sociales, dormir tarde». During job, rutina: «Levantarme temprano, ir al trabajo, pensar que no soy suficiente para el mismo, desear que sean las 6:00 pm, llegar a casa, pensar en cómo no soy suficiente para el trabajo, pensar en todo lo que hice EN EL TRABAJO, nada de distracciones». Así que no sé pero realmente no creo que tenga que ver con el trabajo. Si acaso, la rutina cambió pero a nivel mental y de pensamientos porque ahora la rutina se ha convertido en hacerme sentir mierda yo sola.

Lo peor de todo es que lo sé desde hace mucho tiempo y no hago nada. NADA al respecto porque literal no sé NADA sobre como cambiarlo y me estresa no hacer NADA para cambiar mi situación actual.

Dije que quería estar /presente/ en el sentido de sentirme totalmente viva pero creo que lo único que he hecho ha sido empeorar mi situación. YO MISMA. Joder, sí que me gusta complicar las cosas. No sé si pueda comparar esto con la situación de depresión que tuve en el 2012 pero uff, heaven knows que luego de eso medio i got my shit together. Y sólo espero que esto sea parte de un proceso para mejorar.

(Porque uffffffffffffffffffff, hay muchas cosas en las que debo mejorar y no lo hago \o/)

Así que al final llegué a la conclusión que esta entrada ha sido nada más para sentirme un poquito mejor por unos minutos y descargar todo eso que aún no termino de descargar.

PERO ASÍ ES COMO SIEMPRE HE USADO MIS BLOGS. PARA NADA.

NADA.

There it is, that word again.

Fuck, bye.

Images. 

¿No te molesta saber que siempre van a existir dos versiones de ti? Está esa versión tuya, la que corresponde a esa que tú crees ser. Luego está esa que las demás personas creen que eres, esa proyección que nosotros mismos hacemos pero que los demás lo interpretan a su manera. 

Y no lo sé. No sé porque siempre he sentido que para mí han existido tres. La versión ajena, la de los demás es la que no puedo controlar porque cada quién ve a la gente de manera diferente y pos ya qué. 

Sin embargo, siempre he sentido que existe esa versión seria, tímida, callada y quieta que a veces muestro. ¿Será sólo una manera a la que me he acostumbrado de pequeña? Cuando todos esperaban que fuera la alumna con buenas calificaciones y que no socializaba más allá que con sus compañeros de clase sin formar amistades demasiado profundas. Y ahora que lo pienso, realmente me he acosumbrado a eso, fuck. El problema es que no sé si fue cuestión mía o si se trata de algo que se impuso. 

Either way, también está esa otra versión mía. La que canta con las canciones que le apasionan e incluso las más ridículas, la que habla de temas raros y muchas veces sin sentido, la que no tiene miedo de hablar de sus gustos sin pensar que la van a juzgar, la que sonríe sin ninguna pizca de incomodidad. Ni siquiera hablo de versiones como introvertida o extrovertida. Simplemente es una versión que no se deja llevar demasiado por la seriedad ni que le presta mucha atención a la diferencia de pensamientos de los demás. 

Y de todas esas versiones, la que me gusta más es la última. Quizás porque me siento demasiado cómoda siendo ella cuando estoy en casa y no pienso demasiado en la gente en lugar de estar tensa y seria todo el tiempo. 

EL PUTO PROBLEMA ES CÓMO HAGO PARA DEJAR LA OTRA VERSIÓN. 

Advices. 

Here’s a list of things you’ve learned on this 5 days so far:

  • Ask, ask, ask. (But don’t ask the same thing more than two things ’cause otherwise they’re going to think you’re slow. 
  • It won’t hurt if you start to make conversation and smile at your co-workers. You see there are cool people there and hey, what’s the worst that could happen if you talk to them? You’ll never know. 
  • Double-check every presentation you make. But conscious-ish. Don’t just look at grammar. You should look for the mistakes in the art design and make sure everything is going according to how the client wants it. 
  • Write down everything. 
  • Put the important days in the calendar in your computer. 
  • Don’t get lazy. Don’t just stand there, do something. (Please please please). 
  • Look it up if you feel like you’re bothering too much. So what if maybe you still can’t use a Mac or what if you’re still afraid to use the Pipe. If you want to know more about it, there’s tons of tutorials there. Auto-studying is important, or so your boss said. 
  • When you’re shooting something, make sure every product is in order and ready to film. 
  • When you feel like you’ve already done all the things you’ve had to do, ask your boss: “what else can I do?” (this is actually a friend’s advice, don’t know how the fuck i’ll do that). 
  • Give your best, don’t settle. Don’t say “I can’t do this”. Just try your best and that’s it.

So pretty much just stop being fucking lazy and start doing. This is it, Key. This is what you’ve been waiting for a long time. And don’t let yourself ruin this. 

(I won’t). 

Newbie. 

Después de tanto tiempo, un año y cinco meses, de buscar trabajo, finalmente encontré algo. Y no se trata de algo así por así, sino de una de las materias que más me gustaban en la universidad. Eso sí, totalmente diferente a lo que alguna vez había visto porque vamos, las universidades te llenan de teoría que quizás sea buena manejar pero no es nada parecido a lo que ves cuando estás en un escritorio o cuando te toca hablar con los clientes y «oh, oh. esto no me lo enseñaron». 

Así que llevo cinco días en lo que hace dos años habría llamado dreamjob por ser de mi área de interés y toda la cosa. Aún así, siento que aún no me cae el veinte de todo el asunto y me molesta. Me molesta porque siento que quiero dar todo lo mejor de mí y me bloqueo yo sola. Porque ya no sé si es mi nivel de incomodidad ha aumentado o si simplemente se trata de una etapa de cualquier empleado nuevo pasa. Pero no me gusta estar ahí sin hacer nada. Sé que pasarán días e incluso podré llegar a los dos meses para terminar de adaptarme, pero de momento me siento bastante inútil porque no manejo muchas de las cosas que las personas actuales manejan y yeah, me hace sentir un poquito (mucho) mal. 

No sé si me pongo mucho a analizar tonos y todo lo que me rodea, pero realmente siento que a veces piensan que no voy a ser lo suficiente o que me falta mucho por llegar ahí, donde ellos quieren que esté. Al nivel óptimo, pues. Y es que pareciera que todo se me va por otro lado. Incluso en las tareas más sencillas necesito ayuda, como el sacar copias e imprimir. Y ME JODE. Me jode porque a veces siento que hay cosas que ya debería saber y que no tendrían que explicarme. (Y ni siquiera voy a hablar de las veces que he usado la Mac y me siento perdida). 

Quizás sea una etapa, no lo sé. Quizás se trate nada más de la transición de no hacer nada todo el día (durante más de un año) y el hecho que ahora debo despertarme temprano y ser productiva (en teoría). 

Lo único que sé es que quiero pasar por esto de una vez. Ser esa persona que se espera y manejar todo lo que se espera de mí. No me voy a poner de cliché y decir que “aún queda mucho por aprender” porque sé que es lo que todo el mundo me ha dicho pero yo aún no lo siento. 

Pero es lo que hago, odio los procesos. Los odio porque sé que hay un lugar al cual llegar y me jode estar en medio de ese tiempo en donde aún no sucede. Esperar a estar bien, esperar a manejar todo, esperar a esperar y esperar y esperar. 

Estoy haciendo esta entrada porque no cuesta nada y a lo mejor es lo que necesito (haha) para ya dejar de hacerme pendeja y finalmente ponerme las pilas. O ya, de plano, ser proactiva. 

HERE COMES A FEELING YOU’D THOUGHT YOU’D FORGOTTEN

There’s no such thing as a “best friend”.

Just no.

There isn’t.

It’s too much shit and expectations to put into one person.

There’s good and bad friends. But no one’s ever going to be with you for life, that’s just so wrong to think and to expect from a person.

& what happens when they leave and you’re like breathless with hopes and dreams.

Because they never really belonged to you, no one does. We’re all aloneTM. And it’s not self-pity, it’s just the truth.

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

The end.