Torn.

Ya sé, ya sé, ya sé. Lo dije un millón de veces. Yo misma perdí la cuenta. No creo que importe ya. Fueron intentos de convencerme a mí misma que sería la última vez, que iba a ser fuerte y que las cosas cambiarían.

Nada de eso importa ya.

No sé si esta vez sea real o no, si se trata de una fase que probablemente termine al mes o a las dos semanas, cuando la necesidad sea demasiada y yo demasiado débil. No puedo jurar o prometer que no cambiaré de opinión porque hell, soy la persona más indecisa de la vida.

Pero definitivamente siento que sí ha cambiado algo. Y es que ya no puedo seguir desgastándome y continuar estancada en las cosas que alguna vez fueron. Porque en eso se basa todo eso, realmente. Fuimos y ya no. Duele pero realmente no existe solución para ello más que aceptarlo y dejarlo ir. Porque el pasado ya quedó atrás e intentar recuperarlo sólo seguirá trayendo frustraciones y abriendo heridas que deben sanar.

Ni siquiera sé por qué estoy escuchando un cover de 1D mientras escribo esto pero:

“You couldn’t be that girl I adored, you don’t seem to know or seem to care what your heart is for.”

Porque ya no puedo esperar que estés ahí para los días malos, ni tener expectativas después de decirte algo. Porque en realidad no me debés nada (ni tiempo, ni respuestas, ni emociones, nada). Y quizás ahora me doy cuenta que he sido yo quién se ha creado el dolor solita. Por pensar, por esperar, por tener expectativas donde no debió haber nada desde hace mucho.

Duele, sí, pero ya ha sido bastante. Y aunque quedarme ahí estancada suena muy tentador para autosabotearme, no es lo ideal considerando mi estado actual. Y esperar que las cosas cambien de la noche a la mañana es muy inocente e ingenuo y no puedo seguir haciéndome ese daño a mí misma.

Es decir, ¿qué sentido tiene continuar haciéndote sufrir a vos mismo cuando muy en el fondo sabés que las cosas no van a cambiar? It’s just so silly and stupid. Creo que he dicho todo lo que tenía que decirte, disculparme por todos esos errores y cosas malas que alguna vez hice. No miento cuando digo que no hay hard feelings pero creo que desde la última vez, me siento un poco más libre de las disculpas que solté, de esas cosas que estaban ahí y nunca dije.

Y se sintió bien. Liberador y un montón de palabras que ahorita no se me vienen a la mente. Y está bien porque es un peso que estaba ahí, haciendo que las cosas fueran más pesadas. Porque en su momento no lo quise admitir pero, sí, fui tóxica. Fui tóxica y manipuladora al punto que ahora me da algo el saber que fui /esa/ persona que juré no ser. No puedo hacer nada respecto al pasado más que, precisamente, dejarlo ir. No sé si alguna vez vaya a obtener alguna clase de perdón pero definitivamente sé que debería comenzar por mí misma.

Sé que es algo que va a costar. (Lo ha hecho, durante el último año). Pero no puedo seguir así, ya no.

 

Advertisements

JNSP.

El título de esta entrada está patrocinada por mi cero creatividad al momento de escribir así que simplemente dejé las iniciales de “Je ne sais pas” porque sentía la necesidad de escribir pero realmente no supe qué título quería o de qué quería escribir en realidad.

Así que esto va a ser una entrada donde probablemente no haga mucho sentido pero qué más da. He pasado todo el día pensando en lo mucho que quería y necesitaba escribir que ni siquiera me he detenido a pensar de lo que iba a ser.

Básicamente, las últimas semanas no han sido para nada bonitas. Mi ansiedad ha empeorado y mis pensamientos viajan cada vez más rápido hacia lo peor. He querido terminar con cosas que hace un año las deseaba más que nada en el mundo y entonces me puse a pensar en muuuuchas de las cosas que, según yo, mejorarían cuando las obtuviera.

Pero no ha sido así y vaya golpe el que he recibido al darme cuenta que sólo he estado pretendiendo y olvidando que existen cosas de las cuales no sabía que existían yet, siempre han estado ahí, molestándome en silencio y sin darme cuenta de ellas.

Me he engañado a mí misma pensando que estar en x lugar sería la solución a todos mis problemas, que si x persona estaba conmigo las cosas irían mejor, que si hacía x cosa me iba a sentir feliz. El principal problema es que me he dado cuenta que no soy feliz y no hay nadie más culpable que yo. Por pensar que x lugar o persona sería la solución cuando nadie más que yo puede ser la solución. Porque cuando es algo tan interno, no podemos esperar que nadie más que nosotros pueda ser la solución. Y ahí está mi error.

He pensado y vivido en tantas fantasías absurdas que perdí noción de la realidad. Decidí ignorar mis problemas y buscar soluciones falsas que me brindarían seguridad en el momento que sintiera que las cosas iban mal.

Pero al final de cuenta, eso ha sido todo lo que he hecho. Pensar, pensar y pensar; y hacer muy, muy, muy poco con todo.

Newbie. 

Después de tanto tiempo, un año y cinco meses, de buscar trabajo, finalmente encontré algo. Y no se trata de algo así por así, sino de una de las materias que más me gustaban en la universidad. Eso sí, totalmente diferente a lo que alguna vez había visto porque vamos, las universidades te llenan de teoría que quizás sea buena manejar pero no es nada parecido a lo que ves cuando estás en un escritorio o cuando te toca hablar con los clientes y «oh, oh. esto no me lo enseñaron». 

Así que llevo cinco días en lo que hace dos años habría llamado dreamjob por ser de mi área de interés y toda la cosa. Aún así, siento que aún no me cae el veinte de todo el asunto y me molesta. Me molesta porque siento que quiero dar todo lo mejor de mí y me bloqueo yo sola. Porque ya no sé si es mi nivel de incomodidad ha aumentado o si simplemente se trata de una etapa de cualquier empleado nuevo pasa. Pero no me gusta estar ahí sin hacer nada. Sé que pasarán días e incluso podré llegar a los dos meses para terminar de adaptarme, pero de momento me siento bastante inútil porque no manejo muchas de las cosas que las personas actuales manejan y yeah, me hace sentir un poquito (mucho) mal. 

No sé si me pongo mucho a analizar tonos y todo lo que me rodea, pero realmente siento que a veces piensan que no voy a ser lo suficiente o que me falta mucho por llegar ahí, donde ellos quieren que esté. Al nivel óptimo, pues. Y es que pareciera que todo se me va por otro lado. Incluso en las tareas más sencillas necesito ayuda, como el sacar copias e imprimir. Y ME JODE. Me jode porque a veces siento que hay cosas que ya debería saber y que no tendrían que explicarme. (Y ni siquiera voy a hablar de las veces que he usado la Mac y me siento perdida). 

Quizás sea una etapa, no lo sé. Quizás se trate nada más de la transición de no hacer nada todo el día (durante más de un año) y el hecho que ahora debo despertarme temprano y ser productiva (en teoría). 

Lo único que sé es que quiero pasar por esto de una vez. Ser esa persona que se espera y manejar todo lo que se espera de mí. No me voy a poner de cliché y decir que “aún queda mucho por aprender” porque sé que es lo que todo el mundo me ha dicho pero yo aún no lo siento. 

Pero es lo que hago, odio los procesos. Los odio porque sé que hay un lugar al cual llegar y me jode estar en medio de ese tiempo en donde aún no sucede. Esperar a estar bien, esperar a manejar todo, esperar a esperar y esperar y esperar. 

Estoy haciendo esta entrada porque no cuesta nada y a lo mejor es lo que necesito (haha) para ya dejar de hacerme pendeja y finalmente ponerme las pilas. O ya, de plano, ser proactiva.