Newbie. 

Después de tanto tiempo, un año y cinco meses, de buscar trabajo, finalmente encontré algo. Y no se trata de algo así por así, sino de una de las materias que más me gustaban en la universidad. Eso sí, totalmente diferente a lo que alguna vez había visto porque vamos, las universidades te llenan de teoría que quizás sea buena manejar pero no es nada parecido a lo que ves cuando estás en un escritorio o cuando te toca hablar con los clientes y «oh, oh. esto no me lo enseñaron». 

Así que llevo cinco días en lo que hace dos años habría llamado dreamjob por ser de mi área de interés y toda la cosa. Aún así, siento que aún no me cae el veinte de todo el asunto y me molesta. Me molesta porque siento que quiero dar todo lo mejor de mí y me bloqueo yo sola. Porque ya no sé si es mi nivel de incomodidad ha aumentado o si simplemente se trata de una etapa de cualquier empleado nuevo pasa. Pero no me gusta estar ahí sin hacer nada. Sé que pasarán días e incluso podré llegar a los dos meses para terminar de adaptarme, pero de momento me siento bastante inútil porque no manejo muchas de las cosas que las personas actuales manejan y yeah, me hace sentir un poquito (mucho) mal. 

No sé si me pongo mucho a analizar tonos y todo lo que me rodea, pero realmente siento que a veces piensan que no voy a ser lo suficiente o que me falta mucho por llegar ahí, donde ellos quieren que esté. Al nivel óptimo, pues. Y es que pareciera que todo se me va por otro lado. Incluso en las tareas más sencillas necesito ayuda, como el sacar copias e imprimir. Y ME JODE. Me jode porque a veces siento que hay cosas que ya debería saber y que no tendrían que explicarme. (Y ni siquiera voy a hablar de las veces que he usado la Mac y me siento perdida). 

Quizás sea una etapa, no lo sé. Quizás se trate nada más de la transición de no hacer nada todo el día (durante más de un año) y el hecho que ahora debo despertarme temprano y ser productiva (en teoría). 

Lo único que sé es que quiero pasar por esto de una vez. Ser esa persona que se espera y manejar todo lo que se espera de mí. No me voy a poner de cliché y decir que “aún queda mucho por aprender” porque sé que es lo que todo el mundo me ha dicho pero yo aún no lo siento. 

Pero es lo que hago, odio los procesos. Los odio porque sé que hay un lugar al cual llegar y me jode estar en medio de ese tiempo en donde aún no sucede. Esperar a estar bien, esperar a manejar todo, esperar a esperar y esperar y esperar. 

Estoy haciendo esta entrada porque no cuesta nada y a lo mejor es lo que necesito (haha) para ya dejar de hacerme pendeja y finalmente ponerme las pilas. O ya, de plano, ser proactiva. 

Advertisements